17 abr. 2010

Printemp


Ahora constato que todos los sufrimientos de este invierno, los días de frió, las heladas, la nieve, han servido para que la primavera estalle radiante. Aquí está la prueba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario